Criolipoescultura

Consiste en un enfriamiento selectivo y no invasivo del tejido adiposo que induce la lipolisis o ruptura de las células de grasa (adipocitos), logrando así su reducción sin dañar los tejidos circundantes.

La Criolipolisis es una técnica que trata los acúmulos grasos subdérmicos, localizados en la hipodermis.

Los adipocitos o células grasas son más vulnerables a las bajas temperaturas que los tejidos adyacentes y pueden ser eliminados mediante la aplicación de frío controlado en tiempo y temperatura, sin generar por ello daños al resto de tejidos. En dichas condiciones, se inicia el proceso de apoptosis o muerte celular. Las células del área tratada son eliminadas gradualmente a través de procesos metabólicos naturales, dando como resultado una reducción notable de los acúmulos grasos localizados.

Diversos estudios han demostrado un perfil de seguridad muy alto en relación a los niveles de lípidos en sangre (colesterol, triglicéridos, etc) y a la función hepática de los pacientes durante el tratamiento.

Amplia experiencia en fabricación, desarrollo y producto en el mercado, nos deja un legado de buenos resultados en el tratamiento de las adiposidades localizadas gracias al sistema CRYOLOGIE. Desarrollo de protocolos específicos según tipos de tejido en tiempo – temperatura nos ha llevado a ofrecer resultados excelentes a los clientes que ya disponen de CRYO COOL MED.

Aplicación inicial de termoterapia.

El incremento focalizado de temperatura y la acción de la presión de vacío provoca una vasodilatación importante. De este modo se mejora la conducción del frío al tejido adiposo (tejido graso libre de líquido intersticial y sangre), ofreciendo una mayor efectividad en comparativas de tratamiento con otros sistemas que aplican directamente crioterapia sin calentamiento previo.

Mediante aplicación posterior de frío y vacío.

Posterior a la vasodilatación por termoterapia, se provoca una vasoconstricción por frío. Se disminuye la temperatura en función de los parámetros previamente definidos de tiempo, presión de vacío y área a tratar (según grosor de panículo adiposo). Es un proceso de enfriamiento progresivo encaminado a provocar una apoptosis selectiva y local de las células grasas.

Sistema de presión variable automático.

Cryo Cool Med, dispone de un sistema de presión variable, que permite la oscilación automática de la presión durante el tratamiento. Un factor reseñable es la confortabilidad sin dolor del paciente durante la sesión, así como la disminución de la presión sobre el tejido, disminuirá la posibilidad de éxtasis capilar y venoso.

En definitiva, el sistema Cryologie, permite una aplicación indolora, confortable, no invasiva, segura y sin hematoma en zona de tratamiento, así como una mayor capacidad de enfriamiento de número de adipocitos respecto a sistemas tradicionales de criolipolisis.

Las diferencias de esta técnica médico-estética con otros tratamientos de reducción localizada son:

  • Con la criolipolisis el frío ataca de forma selectiva y controlada sólo a las células grasas, mientras que otras técnicas pueden hacer daño también a los tejidos adyacentes.
  • Permite eliminar, de forma personalizada, las zonas de grasa localizada a partir de un estudio global de cada paciente para una transformación total de su cuerpo.
  • Es una técnica que prioriza la integridad del tejido tratado, mejorando otras tecnologías existentes en el mercado. y se adapta a una mayor cantidad de zonas a tratar: el abdomen, los flancos, la grasa localizada de la espalda, la cara interna del muslo y los brazos.

Este tratamiento se basa fundamentalmente en una unidad de control con un aplicador que contiene unos paneles de enfriamiento y que está especialmente diseñado para ejercer una suave presión de vacío en la zona a tratar exponiendo las células grasas a una reducción de temperatura precisa y controlada para eliminarlas sin dañar los tejidos colindantes. Las células grasas expuestas al frío son eliminadas gradualmente a través del proceso metabólico normal del cuerpo y de una forma natural.

En función de la profundidad del tejido adiposo y de la reducción deseada, pueden hacer falta entre 1 y 3 sesiones y consisten en realizar este tratamiento entre dos y tres veces en la misma zona, con un intervalo de cuarenta y cinco días entre dos sesiones, con el fin de conseguir una mayor reducción de la grasa en la zona tratada y alcanzándose hasta un 20 % de eliminación de ésta por sesión, con unos resultados óptimos tras tan sólo dos meses.

La Criolipóescultura está particularmente indicada para adiposidades localizadas y no obesidad general. Se utiliza para reducir zonas de grasa localizada que persisten a pesar de la dieta y el ejercicio: Abdomen, Glúteos, Flancos lumbares, Cintura, Espalda, Brazos, Caderas y Cartucheras.

¿Qué se siente durante y después de la sesión?

El procedimiento no es doloroso. Lo normal es notar algo de tensión en la zona tratada por efecto del vacío sobre todo al principio de la sesión. La actividad normal diaria, sin ninguna molestia, se recupera inmediatamente después de cada sesión.

¿Son los resultados definitivos?

Al igual que en una lipoescultura, los resultados son permanentes siempre y cuando el paciente realice ejercicio moderado y lleve una dieta sana y equilibrada.Estudios clínicos en cientos de pacientes tratados muestran que la Criolipólisis o Criolipoescultura proporciona una reducción de grasa sin dolor, sin riesgo, que además, su aplicación no requiere un tiempo de recuperación posterior como otros tratamientos más invasivos.

Esta revolucionaria tecnología se encuentra disponible en las clínicas de belleza más conocidas del mundo y es de una extraordinaria eficacia, para ello hay que realizar las sesiones precisas y seguir las instrucciones y pautas dictadas por los terapeutas.